Temas del día

Policías

Unidad Canina PNP: sepa más sobre los canes al servicio de la ciudadanía

Caninos al servicio del orden y la seguridad
Caninos al servicio del orden y la seguridad
Todos son donados. Desde que ingresan al cuerpo policial permanecen con un solo guía hasta su jubilación, a los 8 años.

Adiestrados para la seguridad y defensa, detección de explosivos, drogas, búsqueda y salvamento, los perros de la Unidad Canina de la Policía Nacional del Perú (PNP) son piezas clave para las diversas e importantes operaciones policiales.

Por: Heysell Trejo

Desde su creación, en el año 1961, los canes son entrenados diariamente luego de su ingreso al cuerpo policial, para lo cual deben pasar por un proceso de selección: primero se le realiza una evaluación médica y, posteriormente, un examen de pureza de la raza.

Trabajamos con un 88% mínimo de pureza (…) si no es de raza (…) en el trabajo de campo puede fallar porque su instinto no es permanente”, manifestó el jefe del Departamento de Policía Canina, comandante Olger Benavides.

Indicó que todos los animales pertenecientes al cuerpo policial son donados y pueden ser recibidos a partir de los 6 meses hasta los 2 años de edad. “El entrenamiento dura tres meses (…) en un año el perro ya debe estar preparado en su especialidad”, agregó.

Benavides explicó que cada instructor tiene a su cargo un perro y se dedica a trabajar con él desde el inicio de su entrenamiento hasta que cumple los ocho años, donde el animal pasa al retiro.

Cuando esto sucede, puede ser adoptado por el guía, por cualquier efectivo policial o por cualquier civil previo informe ya que se realizarán visitas inopinadas para hacer el seguimiento al can. La situación en la misma cuando el animal donado no logra su clasificación.

AMIGOS FIELES

Un hombre donó un perro labrador negro a la Unidad Canina porque se embarcaría en un viaje a Estados Unidos sin retorno. Luego de cuatro años, regresó y pidió ver al can de nombre ‘Scott’.

Desde que salió, el olor lo jalaba hacia su dueño (…) Saltó el cerco y corriendo fue a abrazar a su dueño (…) No le importó el terno y se tiró al grass (…) Viene todos los sábados acá. Trae su carpa, viene con sus hijos”, narró Benavides.

De igual forma, contó la historia de ‘Arno’, un perro que arriesgó su vida al intentar frustrar un asalto. El animal recibió tres impactos de bala de parte del asaltante conocido con el alias ‘mata cura’ al intentar frustrar un asalto a mano armada en los alrededores de Plaza San Martín.

Asimismo, Benavides se refirió al famoso ‘Lay fun’, el cual llegó a la Unidad Canina a los 4 años de edad luego de estar involucrado en una sentencia judicial. Indicó que por su enfermedad - displasia a la cadera – lleva un estricto régimen alimenticio y se le da una buena calidad de vida.

El silencioso trabajo de estos animales y sus guías renueva el compromiso de esta institución de garantizar, mantener y restablecer el orden interno a favor de la sociedad.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo