Temas del día

En debate

Advierten que, tal como está, nueva ley universitaria no lleva a recuperar la calidad

Especialistas debatieron sobre la nueva ley universitaria
Especialistas debatieron sobre la nueva ley universitaria
El proyecto de la ley universitaria se está aprobando de a pocos en la Comisión de Educación del Congreso, por eso La República invitó a miembros del mundo académico para que aporten sobre lo que debe o no incluir ese texto legal para alcanzar la calidad educativa. Enrique Bedoya (vicepresidente ANR), Ciriaco Zúñiga (Fendup), René Ortiz (secretario general de la PUCP) y Zenón de Paz (UNMSM) cuestionaron la norma. Su promotor, Daniel Mora, no llegó para la réplica.

Juan Álvarez Morales  y  Consuelo Alonzo Calixto 

 

La universidad peruana se encuentra expectante sobre el futuro que se le avecina, ya que en el Congreso de la Repúbli ca se debate un proyecto de ley que plantea la existencia de un órgano con mayor poder que el de los rectores. Algunos advierten que esto es inconstitucional; otros, que ya se necesitaba que un ente ponga algo de orden en el desgobierno existente en algunas casas de estudios superiores. Aquí, variadas y necesarias reflexiones para que este tema pueda ser analizado a profundidad en bien de la comunidad y, sobre todo, de los estudiantes, quienes merecen recibir la mejor educación de todas. 



1. La necesidad de una nueva ley y de recuperar la calidad



La ley universitaria vigente rige a las casas de estudios superiores desde hace 30 años, aunque en realidad esta nació (hay consenso en la afirmación) con seis décadas de retraso. Por eso la necesidad de que ese texto legal se renueve y permita a los claustros actualizarse según los nuevos tiempos. Sin embargo, el texto sustitutorio que se debate en la Comisión de Educación del Parlamento ha generado, en mayoría, voces discordantes. 



A pesar de ello, sí se han encontrado algunos aportes. 



Según el vicepresidente de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), Enrique Bedoya, el principal es que ya era tiempo de que se aborde con responsabilidad el tema y que se tome conciencia de cuál será el futuro de la universidad peruana. 

"Estamos de acuerdo con los principios, los fines, en los que no se ha cambiado nada. Es casi lo mismo. El único cambio es la introducción del capítulo II, que establece la creación de esta Superintendencia Nacional de Universidades (Sunau)", sostuvo, y dijo que a su parecer no se necesitaba una reforma total sino únicamente complementar algunos artículos en la ley vigente.     



René Ortiz, secretario general de la Pontifica Universidad Católica del Perú ( PUCP ), afirma no encontrar aún "algo novedoso en el predictamen", aunque coincide con su antecesor en cuán crucial es la discusión ahora. 



"Con esta ley estamos perdiendo la oportunidad, por ejemplo, de reconfigurar el esquema académico y el concepto de unidad académica que es el famoso crédito, de darle impulso a la universidad", refiere. 



Empero, rescató que el proyecto de ley recoja la preocupación por la falta de calidad, pues efectivamente hay un problema en ese aspecto. 

"Pero eso se resuelve con sistemas de acreditación. La ANR reclama el tema de la acreditación desde mediados de los años 90. El tema no es nuevo. Sabemos que hay una institucionalidad, un Coneau, un Sineace, pero ¿cuáles son los éxitos?", replicó. 



Bedoya agrega que en este momento las universidades están trabajando en la primera parte de la acreditación, que es la autoevaluación, y no se debería interrumpir lo que recién ha comenzado 



A su turno, Zenón de Paz, docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos ( UNMSM ), si bien saluda que se ordene la creación de vicerrectorados de investigación, lamenta que se esté perdiendo la oportunidad de repensar la universidad y diseñarla tomando en cuenta todos los cambios que han habido en la dinámica del conocimiento.  



En tanto, Ciriaco Zúñiga Zúñiga, presidente de la Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú (Fendup), califica de muy positivo que la certificación, en cuanto a la calidad académica, esté bajo el régimen de los colegios profesionales. "Hoy pensamos que eso es necesario, pero en esta ley reglamentista no vemos muchos beneficios a la carrera docente", apuntó. 



2. Por el respeto a la autonomía universitaria y la Sunau 



Uno de los aspectos más criticados al actual predictamen es la aprobación del capítulo II –que crea una Superintendencia Nacional Universitaria (Sunau)–, pues se indica que con él se vulnera la autonomía universitaria a pesar de que en dicho texto legal se ha copiado parte de artículo 18° de la Constitución.   



Para Zenón de Paz, docente de la Decana de América, un órgano de ese tipo, una autoridad así, no le parece tan objetable, como sí lo es la composición propuesta, debido a su idiosincrasia. 



"No creo que la presencia del Ministerio de Economía, el Ministerio de Educación y la Confiep favorezca a la universidad. En cambio, si fueran académicos reconocidos, sí me parecería bien", sostuvo tras señalar que en un ámbito como ese, evidentemente, la ANR ya no tendría cabida. 



Su aceptación, dice, se debe a que con la Sunau el Estado ya no podría desentenderse de la universidad pública, porque hasta ahora la autonomía ha sido entendida como un "arréglense como puedan". 



Respecto a ello, Bedoya insistió en que, sea cual fuere la instancia a aprobar, su labor siempre será de coordinación frente al estado de derecho. 



"Si vamos a cambiar un órgano por otro, ¿por qué no vemos lo positivo que ha hecho este órgano y cuáles son sus debilidades para corregirlas?", opinó en defensa de la ANR. 



Acto seguido, advirtió que la Sunau se encargará de establecer la calidad, los modelos para intervenir en el tema académico, hará los currículos, los que estarán relacionados con los planes de gobierno, y en caso no estén en la misma línea cerrará universidades. 



"Desconocen la libertad para la adaptación, algo crucial para los tiempos que estamos viviendo", asevera.  



Al respecto, Zúñiga acota que estas propuestas se deben a que "la autonomía se ha usado muy mal y por ello, en el contexto universitario, proponen que la ANR sea reemplazado para que los rectores ya no sean juez y parte".



"Por eso planteamos un ente diferente de interrelación universitaria que contenga representantes académicos de las universidades públicas y privadas", explica. 



Sobre el tema, el representante de la PUCP indicó que la autonomía de la que se habla debe ser usada únicamente para fines académicos y universitarios. 



En su opinión, sí podrían  diseñarse otras estructuras de coordinación, pero respetando el principio de la autonomía, que no vaya a tener un consejo de notables extrauniversitario, ya que el tema universitario no es solo un tema educativo sino de generación de conocimientos que se transmite a las élites profesionales. 



"Se trata de que esté manejado siempre por representantes de comunidades universitarias", remarcó.  

En ese sentido, Bedoya lamentó que el proyecto de la ANR no haya sido contemplado como parte del predictamen de la Comisión de Educación. 



3. Homologación de sueldos, presupuesto y grados académicos



Los docentes universitarios critican además que en el predictamen se haya eliminado el artículo 53° de la ley vigente, referido a la homologación de salarios de los docentes universitarios con los de los magistrados del Poder Judicial, con lo cual perderían ese derecho .  



"En el predictamen han borrado de un plumazo ese artículo. Pero ya tomamos nuestras previsiones, pues la Comisión de Educación no puede borrar un derecho ya adquirido y por eso hemos pedido que se restituya ese artículo", refiere el presidente de la Fendup, y remarca que no van a renunciar a este derecho. 



En ese sentido, el vicepresidente de la ANR indica que en varias ocasiones han salido a marchar juntos en defensa de ese y otros derechos. 



"Esto lo consideramos un atropello porque lo que hará es acrecentar la brecha de salarios entre unos y otros", dijo. 

Por eso insistió en que el texto debería ser expuesto a la colectividad, a fin de que brinde sus aportes, antes de que sea discutido y aprobado por ese grupo de trabajo parlamentario. 



Ortiz dice que debería reconocerse una remuneración digna a los docentes universitarios, ya que esto tiene mucho más valor cuando se entiende que no se está hablando únicamente de un puesto de trabajo sino de una carrera docente. 



El titular de la Fendup agrega que el docente universitario también debe entenderse como un magisterio pleno, pues los buenos profesionales se capacitan para mejorar su enseñanza en las aulas.  



Lamentablemente, según De Paz, el desinterés del Estado por brindar un presupuesto adecuado ha generado que las universidades capten recursos a través de sus centros preuniversitarios y, como ocurre con la UNMSM, tengan necesidad de crear filiales en toda Lima e incluso en provincias.  



"Más de un tercio de los estudiantes ingresan por ese sistema, y la Constitución señala que nadie debe ser discriminado, y ahí hay una discriminación flagrante", revela.  



Igualmente indicó que hasta se han relajado las exigencias de acceso a las universidades y posgrado con tal de conseguir mayores recursos, y eso inicia un círculo vicioso. 



"Desde el gobierno de Fujimori el bachillerato se obtiene sin tesis. Uno termina la maestría y no sabe hacer una tesis. Así tenemos gente con doctorados que jamás ha hecho tesis", reconoció. 



Lamenta también que el dictamen proponga que se pueda postular a un doctorado contando tan solo con el grado de bachiller o licenciado. 



"Considero que ese es un tema que no ha sido tratado con la mayor atención posible, a pesar de ser medular. Ahí hay una gran debilidad; lo que hará es que se genere una competencia con el jirón Azángaro", ironizó el docente. 

(Al cierre de esta edición, la Comisión de Educación aceptó restituir el artículo que homologa los salarios. Pero aún falta su aprobación). 



4. Omisión en educación a distancia y temor de inversionistas  



Un tema actual que no ha sido tomado en cuenta debidamente en el predictamen de la ley universitaria es la educación a distancia. Por ello el secretario general de la PUCP, René Ortiz, refiere que aún estamos a tiempo de colocar ese tema en relieve e incluirlo antes de que dicha norma sea aprobada. 



"Cuando pensamos en futuro debemos pensar que no solo es a distancia, sino que las universidades están evolucionando, lo mismo que las tecnologías", señaló. 



Por ello consideró igual de importante a la educación continua, que es una docencia que hace que se involucren las personas universitarias y no universitarias en autoformación.



"La educación está cambiando. Las personas ahora regresan con más frecuencia a la universidad, y sobre todo esto la ley guarda silencio y no dice nada, cuando siempre hay algo que decir", añade, y demanda que políticas de gobierno privilegien a escuelas de posgrado por ser el lugar donde se hace con mayor claridad la ciencia y la tecnología que el presidente Ollanta Humala reclama.   



"Para ello la ley tiene que ser una especie de acuerdo nacional, a fin de llevar adelante políticas de Estado. Concytec trabaja con las universidades y por eso hay que darle los medios para cumplir", dijo. 



Del mismo modo precisó que una manera de practicar la autonomía es darles los recursos a las universidades, no diciéndoles en qué vas a invertir y al final solicitarles que rindan cuentas. 



"La rendición no es ninguna novedad. Esa es una política que no se ha practicado en la universidad peruana", indicó.  



Por otro lado, el vicepresidente de la ANR, Enrique Bedoya, refiere que la intención centralista y confiscatoria de la propuesta legal desmotivará a los promotores, pues ya no van a querer invertir. 



"En el caso de las universidades asociadas, no se les da ninguna opción a los promotores para que vean el estado de sus propias inversiones, y eso esquiva a cualquiera que quiera invertir", sostuvo.  



Asimismo criticó que en las leyes que se han presentado exista una contradicción puesto que se ha aprobado la creación del Viceministerio de Educación Superior, que tiene injerencia sobre la educación superior, cuando el Ejecutivo no lo planteó así inicialmente.  



"Daniel Mora (presidente de la Comisión de Educación), en lugar de favorecer al gobierno, lo está perjudicando innecesariamente", manifestó y advirtió que no se quedarán con los brazos cruzados.

 

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo