Temas del día

Suspenso.

‘Al fondo hay sitio’ tuvo un final de película

‘Al fondo hay sitio’ tuvo un final de película.
‘Al fondo hay sitio’ tuvo un final de película.

Luego de una primera hora sin mayores sorpresas, el final de la cuarta temporada de ‘Al fondo hay sitio’ dio un giro y dejó perplejos a sus más devotos seguidores.



Lo que inició con un recuento de la tragedia de los Pampañaupa en manos de Francesca  Maldini y el delicado estado de salud de Chabela, quien no supera que su hija los desprecie, siguió con el idilio entre Miguel Ignacio de las Casas y Paz Guerra.



ABANDONAN A MIGUEL IGNACIO



Cuando todo está listo para el matrimonio de Peter y Doris,   la infidelidad de Miguel Ignacio pasa a arruinarles los planes a más de uno.



Teresita recibe la llamada del detective privado que contrató para descubrir la traición  a Gladys y juntas van al lujoso restaurante donde el popular ‘Nachito’ comparte un almuerzo con su amante Paz Guerra.



Gladys rompe en llanto al verlos besándose y le reclama a su aún esposo el hecho de haberla humillado. De inmediato  se dirige a casa, le cuenta todo a su madre Dora, alistan maletas y huyen con el bebé con destino a Tarapoto. Miguel Ignacio

las persigue pero se resigna a quedarse solo en Lima.



LOS GONZALES EN BANCARROTA



Paradoja. En la segunda hora del esperado final, la felicidad de los Gonzales no tiene límite. Festejan el lanzamiento musical de Joel Gonzales días previos a la Navidad y anuncian ‘La caravana de la bondad’. Impulsados por doña Nelly, la pintoresca familia reparte 200 mil dólares en efectivo.



Sin embargo, los festejos no durarían mucho. Lucho descubre correspondencia que nunca había sido vista por Pepe. De pronto, la Policía irrumpe la caravana con orden de embargo.  “Yo ya no puedo volver a ser pobre”, dijo doña Nelly, desdichada, al ver su casa vacía.



La intriga para la quinta temporada se da con el ingreso de Melania Urbina como  supuesta amante de Lucho, el posible embarazo de Grace y la aparición del antiguo amor de Charo, Carlos Cabrera (Orlando Fundichely).



LA DESGRACIA DE LOS MALDINI



Pero el guion no solo les jugó una mala pasada a los Gonzales . Los Maldini tenían todo listo para salir a pasar las fiestas de fin de año en Nueva York y  huir de Claudia Zapata, pero la peligrosa ‘Mirada de tiburón’ se adelantó y apareció en escena.

Su víctima: Mariano Pendavis . El abogado y compañero de Fracesca había descubierto el nexo entre Claudia y Leonardo, y no pasó mucho tiempo para que sea asesinado en un ascensor. Pero la desgracia perseguiría a la familia cuando los Pampañaupa ingresan a su residencia con policías y se llevan a la matriarca esposada. “Lo que usted hizo es un crimen y eso se paga”, le dijeron. Francesca no opone resistencia ante la desesperación de su familia.?

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo