Temas del día

El Ejército renueva proyecto para sustituir los viejos tanques T-55

Evaluado. El Grupo Técnico Operativo que formó el Ejército para seleccionar al blindado que reemplazará al T-55 destacó las cualidades del T-90S de fabricación rusa.
Evaluado. El Grupo Técnico Operativo que formó el Ejército para seleccionar al blindado que reemplazará al T-55 destacó las cualidades del T-90S de fabricación rusa.

Modernización. Representantes de la compañía estatal rusa de exportación de armas, Rosoboronexport, estuvieron en el país para negociar la venta de los blindados T-90S, evaluados por el Grupo Técnico Operativo del Ejército que concluyó que representaba una alternativa para superar a vehículos similares, como el Leopard 2A4 de las fuerzas armadas chilenas.

 

Ángel Páez.



El Ejército reactivó el proyecto de reemplazo del viejo tanque soviético T-55, el principal componente de la fuerza terrestre nacional, cuya fabricación data de la década de los 60 y 70. En comparación con otras naciones, como Chile, el vehículo T-55 es obsoleto. El vecino del sur cuenta con unidades  alemanas Leopard construidas entre los años 80 y 90, y han sido completamente modernizadas.



Con la finalidad de buscar el equilibrio, en el 2009 el Ejército constituyó el Grupo Técnico Operativo para la Adquisición de Tanques (GTO), bajo la presidencia del general de brigada Jorge Vega Yáñez. El 29 de abril de ese año, el GTO emitió un amplio informe en el que señalaba que luego de una serie de evaluaciones consideraba que el tanque ruso T-90S, el ucraniano Oplot y el alemán Leopard 2A6 cumplían con los requerimientos técnicos-operativos señalados por el Ejército.



Sin embargo, el presidente Alan García prefirió los MBT-2000 que ofreció China. Como consta en el mencionado informe de la GTO, y en otros seis que emitió dicho grupo especializado, el carro de combate chino no cumplía con las especificaciones exigidas.



Para sorpresa del GTO, el 8 de diciembre del 2010, durante una parada militar diferida, cinco ejemplares de MBT-2000 desfilaron en las calles limeñas. Al mismo tiempo, el gobierno anunció que era inminente la adquisición del vehículo chino.



Uno de los argumentos que esgrimió el gobierno de García fue que el MBT-2000, en comparación con el T-90S, el Oplot y el Leopard 2A6, era más barato.





Marcha atrás





Después de que La República reveló que el GTO no había considerado a los MBT-2000  como sustitutos de los T-55; y que los tanques chinos contaban con un motor y un sistema de transmisión de fabricación ucraniana –lo que motivó una carta de protesta de Kiev a China, advirtiéndole que no tenía autorización para revender su tecnología militar a otro país–, la compra se paralizó y no se concretó durante el gobierno de García.



El gobierno de Ollanta Humala ha retomado el proyecto de actualización del equipamiento de las Fuerzas Armadas –dentro de lo que se incluye la renovación de los T-55–, porque considera que el país debe contar con un sistema defensivo capaz de resistir cualquier intento de provocación destinado a perturbar el proceso que se ventila en la Corte de La Haya, de acuerdo con fuentes del Ejecutivo. Es el mismo pensamiento de los institutos castrenses.



Como parte de la reactivación del proceso de modernización de los blindados, representantes de la empresa estatal rusa exportadora de armamento, Rosoboronexport, estuvieron en Lima en diciembre y en febrero.



Según fuentes del Ejército, los rusos presentaron una mejor oferta que la que entregaron en el 2009, y que comprende, principalmente, una rebaja sustancial del precio y la transferencia de tecnología mediante el sistema "off-set", lo que abaratará los costos de mantenimiento, provisión de repuestos y reparación. Además, se tratará de un acuerdo comercial de gobierno a gobierno.





El elegido





Para identificar al vehículo que reemplazará al T-55, el GTO planteó como referencia un carro de combate cuyas características superaran al Leopard 2A4.



Según el reporte que elaboró el GTO, y que ha sido retomado por el Ejército, documento al que tuvo acceso La República, "los Tanques Principales de Combate que se han evaluado in situ que superan considerablemente las condiciones mínimas que dispone el tanque Leopard 2A4 son los siguientes, en orden alfabético: Alemania: Tanque Leopard 2A6; Rusia: Tanque T-90S; Ucrania: Tanque T-84 Oplot".



La gran ventaja del T-90S respecto a sus competidores,  el alemán Leopard 2A6 y el ucraniano Oplot, es que el Ejército tiene más de 40 años de experiencia con el material de fabricación rusa, de acuerdo con fuentes vinculadas con el Grupo Técnico Operativo que hizo el estudio de los carros de combate. Por eso, el GTO concluyó: "El T90S se constituye como una de las mejores alternativas para equipar las unidades del Ejército porque tiene capacidad de actuar en todos los terrenos del Perú". Pero la decisión final no es del Ejército sino de Palacio de Gobierno. 

 

Otras compras de armamento

 

En la lista de adquisiciones prioritarias del Ejército se incluyen dos grupos de lanzadores múltiples de cohetes, un sistema de armas antiaéreas portátiles y misiles antitanques.



Después de un extraño procedimiento, en el 2011 el instituto militar desistió de comprar lanzadores chinos WM-120, y se intentó un acuerdo para un sistema similar de origen israelí que al final no cristalizó. Los rusos proponen el Smersh.



Habrá más compras de misiles antitanque ruso Kornet e israelí Spike, de acuerdo con el plan 2012-2013.



En el 2010, el Ejército adquirió armas antiaéreas portátiles chinas QW-18, pero ha invitado a otras compañías para que presenten sus productos.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo