Temas del día

Se destapa un nuevo caso de "bullying" en el Cusco

Piden justicia. Madre de menor asesinado no comprende por qué los compañeros de su hijo se ensañaron con él.
Piden justicia. Madre de menor asesinado no comprende por qué los compañeros de su hijo se ensañaron con él.
Casi asesinan a otro escolar. En Oropesa compañeros le colocaron una bolsa de plástico y lo golpearon hasta dejarlo inconsciente. Ataque se produjo el mismo día del macabro crimen de otro escolar en la Ciudad Imperial. Urgen medidas.

Ayer se conoció de un nuevo caso de "bullying" en Cusco que obliga a tomar medidas. Un estudiante rural se salvó de ser asesinado por sus compañeros en un colegio de Oropesa, provincia cusqueña de Quispicanchi. El ataque dejó inconsciente a la víctima. Este nuevo abuso escolar se suma al macabro crimen ocurrido ese mismo miércoles en la Ciudad Imperial, cuando un colegial fue acuchillado por sus propios compañeros.

El escolar de Oropesa fue atacado en el aula por sus compañeros del centro educativo Justo Barrionuevo Álvarez. Lo golpearon hasta que pierda el conocimiento. La agresión se produjo el mismo día (miércoles 28) del asesinato al estudiante del colegio San Antonio Abad (Jefferson F.M.) a hachazos y puñaladas.

Al escolar de Oropesa sus compañeros le cubrieron la cabeza con una bolsa de plástico hasta que se desmaye. Lo evacuaron al hospital Regional del Cusco, donde le dieron de alta luego de 2 días de hospitalización. Los agresores ya habrían sido identificados y la dirección del plantel dispuso una investigación.

“El profesor salió por un momento del salón, me levanté a prestarme un cuaderno. En eso, uno de mis compañeros -“Chura”- me puso una bolsa de plástico en la cabeza. La bolsa tenía un fuerte olor a pegamento. Inmediatamente, otros me agarraron de las manos y los pies, no podía respirar y luego me desmayé”, contó el escolar F.M.Q.

Según el reporte médico, la agresión provocó la asfixia con posterior pérdida de conocimiento y dolores de cabeza; ya en el hospital, fue examinado por diversos especialistas. El psicólogo precisó que el menor padece un cuadro de estrés agudo. Pero el crimen de un menor de quince años no se compara a éste. Aquí su compañero del colegio San Antonio Abad no falló y lo mató en complicidad con su hermano.

La abogada de los deudos, Aryeni Dondo Chira, reveló que los hermanos Álvaro J.H.P. (17) y Rodrigo D.H.P (15) se disfrazaron con capas y máscaras antes de cometer el asesinato de Jefferson. Esto demostraría la “insania” con la que actuaron los asesinos. Para la abogada, los hermanos asesinos sufrirían de una alteración psicopatológica que distorsiona su capacidad afectiva.

“El crimen estuvo planificado, además existió una insania macabra, pues los menores usaron capas y máscaras con características de la época de las cruzadas medievales para cometer el crimen. Estos jóvenes no tienen remordimiento”, señaló.

El director de la UGEL Cusco, Simón Contreras, confirmó que  en el colegio San Antonio Abad se han presentado casos de "bullying", por lo que no se descarta que el crimen del adolescente de 15 por otros de 14 y 16 años haya sido causado por este problema. Esa afirmación coincide con lo dicho por el jefe de la región policial, Gastón Rodríguez, quien sostuvo que el menor asesinado era agredido a nivel físico y moral.

Comentar esta noticia

Enviar un comentario nuevo